BARRA A MEDIDA

Hace ya un tiempo os mostramos el proyecto de interiorismo que realizamos para la productora audiovisual Igluuu. Dentro de este proyecto,  os mostramos una barra que creamos a medida para ellos.
Hoy tenemos el placer de mostraros su proceso de creación.

 
Partimos de distintos cajones reciclados que habíamos ido guardando. Todos ellos los restauramos uno a uno para dejarlos en buen estado y a nuestro gusto.
Una vez los cajones listos, diseñamos el mueble para su posterior creación a medida.
Usamos una madera de pino robusta para que el mueble tuviera consistencia.
Con la caja principal ya montada procedimos a tratar la madera, primero tiñéndola con el color deseado, y posteriormente, dándole protección con barniz.
Una vez seco el barniz, comprobamos que todos los cajones encajasen en su hueco correspondiente.

 
Diseñamos unas patas a medida que pintamos de blanco y también barnizamos.
Para finalizar el proceso, ya solo nos quedaba colocar las piezas de fijación y colocar las patas.
Y este es el resultado.
Esperamos que os guste tanto como a sus propietarios.


RESTAURACIÓN DE UN SECRETER_Proyectos de RojoSillón

Hoy, después de tres meses trabajando con mucho cariño y dedicación, os mostramos el antes y el después del Secreter de Alexandra y Jordi que hemos restaurado. Y como no, también os mostramos todo el proceso, paso a paso.

Este secreter es un antiguo mueble de Alexandra, que tiene desde que es muy pequeña, al que le tiene un cariño muy especial, pero con una inminente mudanza, quería darle un aire nuevo para que encajase en su nuevo hogar.

 Estos son el ANTES y el DESPUÉS

Para llegar a este punto final, primero de todo, quitamos los pomos, boca-llaves y demás complementos que se pudieran dañar en el proceso, y los guardamos todos juntos para no perder ninguno.
Una vez el mueble ya desnudo, pudimos empezar a decapar la madera, para quitar todo el barniz, tinte y lo que pudiera tener.
Con un papel de lija, acabamos de pulir eliminando cualquier resto de barniz.
 

 
La idea principal de todo este proceso era buscar un mueble de madera clara, sin brillos, y con algún punto blanco.
Una vez decapada y lijada la madera, vimos que aún era un poco oscura, de modo que con mucho cuidado de no levantar la chapa con la humedad, procedimos a decolorar la madera.
Para hacerlo usamos agua oxigenada y amoniaco.
  
SOBRETODO, si hacéis esto en vuestras casas, mucho cuidado con esta mezcla ya que es altamente inflamable, incluso diluida con agua. Lo aviso para que no tiréis el resto a la basura, ni a ningún sitio que pueda prender. Se tiene que tirar en un lavadero, diluyéndolo poco a poco con mucha agua, y limpiar muy bien los pinceles, ya que puede prender por sí solo.

Después procedimos a encolar las partes de chapa que ya por la decoloración, o por el tiempo del mueble, estaban levantadas.

 
Colocamos la cola debajo de las partes levantadas, y con una plancha (protegiendo la madera con un plástico y un papel de periódico) calentamos la zona poco a poco. Finalmente con la punta del martillo acabamos de prensar para que secase la cola.

 
Y lo prensamos durante un día.
Una vez finalizado este proceso, empezamos a tapar los agujeros que tenía el mueble.
Preparando una mezcla con Araldit y colorante para crear una pasta del tomo más parecido posible de la madera.

 
 

Una vez la pasta lista, cubrimos completamente los agujeros. Dejamos secar, y después procedimos a lijar todo el sobrante para tapar únicamente la parte necesaria.
 
  
La base estaba llena de agujeros de carcoma (que previamente desinfectamos). Todos estos agujeros, uno por uno, los fuimos cerrando hasta dejar una base completamente lisa.

A continuación, procedimos a pintar el Araldit seco, para que una vez barnizada la madera (este proceso hace que la madera suba un poco el tono) se igualen ambos colores.
 
Por otro lado, nos encontramos que el mueble estaba hecho de dos tipos de madera distinta; una maciza de tono muy clarito, y otra de raíz, de un tono un poco más oscuro. Al verse mucho la diferencia de tonalidades, decidimos teñir muy sutilmente la madera clarita maciza para igualar ambas y unificarlas.
 
Por otro lado, decidimos dar el punto de color a los cajones, poniendo primeramente selladora, y después tres capas de pintura de color blanco roto.
Ya casi para terminar, barnizamos todo el mueble, tanto cajones como estructura, con un barniz transparente. De este modo no modificamos mucho el tono de la madera, y al mismo tiempo el mueble queda protegido.
 
Como último retoque a la madera, una capa de cera siempre da un muy buen acabado tanto visual como a modo de protección. Para que no nos diera brillo al mueble, la diluimos un poco.

Y ya para acabar, volvimos a colocar las boca-llaves, que teñimos de dorado, y colocamos unos nuevos pomos.


¡Y mueble finalizado!

Esperamos que os haya gustado y hayáis disfrutado del proceso.
A continuación el mueble en su hábitat final.

Queremos agradecer a Pepa, del taller Atelier Calaf, por toda su ayuda en todo el proceso, por sus consejos y por su amplia sabiduría.

RAQUETAS ESPEJO_Proyectos de RojoSillón

¡Hola! Hoy nos complace enseñaros una de nuestras últimas creaciones. El resultado de unas viejas raquetas convertidas en espejos, y su proceso de restauración.
Éste era su aspecto inicial…

¡Y éste es el resultado final!


El proceso creativo ha sido largo y laborioso, pero al ver el resultado, ha merecido la pena.

Empezamos cortando la red, con un cutter.

Una vez limpias de cuerda, procedimos a decapar la madera para dejarla limpia de pinturas y barnices.
Con decapante y estropajo de aluminio eliminamos la pintura roja, y el barniz.

Hasta que dejamos las raquetas limpias y pulidas.


Posteriormente, procedimos a encolar unas piezas sueltas que había en el mango, Para ello usamos cola, cabos limpios humedecidos con agua, una espátula y unos sargentos.

 

 Una vez seca la pieza, rellenamos los huecos restantes para dejar un mango liso.

 
Y después procedimos a lijarlo para dejar la superficie lisa.

Con unas plantillas de de la luz de la raqueta, hicimos las traseras en chapa de madera.

Y las pulimos para dejar los cantos redondeados.

Y así poder proceder al encolado de las piezas. 

Una vez unidas las piezas, les dimos una mano de pintura para decorarlas a nuestro gusto.

Y ya para finalizar, les dimos una capa de cera para proteger la pintura.

¡Las llevamos al cristalero para que nos preparase los espejos, y listos!

¡Ya tenemos nuevas raquetas en la recámara para hacer nuevas creaciones!

CÓMODAS

Hace unos días una amiga me pidió consejo sobre qué estilo de cómoda colocar en su casa, o que nueva vida darle a su antigua cómoda. Y después de una larga búsqueda, os muestro las ideas que me han sorprendido más o que creo cabe destacar.

Las cómodas de estilo clásico suelen servir al mismo tiempo de tocador si le colocas un espejo encima.

 
Las podemos encontrar en forma de aparador horizontal.

Ya sea en acabados de madera.
O metálicos.
Pintar los cajones para es una muy buena idea si quieres darle un nuevo aire, y color a la estancia,


El estilo industrial también puede ser un buen aliado para dar un nuevo aire a nuestro dormitorio. Los armarios tipo taquilla pueden servirnos a modo de cajonera para guardar la ropa.


Imágenes encontrada en: decoratrix.com; decoratualma.com; reformasdediseño.com; x4duros.com; decoralos.com

A MEDIO PINTAR

En Una Inspiración naturales de Que Estoy viendo Mucho Ultimamente Y Mucho Que Me gusta, es la de los muebles Dejar ONU Medio pintar, pintar o parcialmente algunas de Sus contradictorio. Hoy os muestro algunos ejemplos.
Empezando estafadores Las Patas De Una silla, o pintando parcialmente algunas de Sus contradictorio.
Taburetes.

 
Podemos tambien decorar las patas del sofá.
O inclusó pintar Cualquier del Otro Tipo de objeto cotidiano, ya cuencos de sean UNOS Sencillos, UNOS botes párrafo lápices o UNOS cestos de paja.

 

Espero Que os-Sirva de Inspiración.
¡Feliz Semana!



Imagenes encontradas en “El sofá amarillo ” “designspiration.net” “brit.co” “sfgirlbybay.com” “decoora.com” “decorayadora”

A MEDIO PINTAR

En Una Inspiración naturales de Que Estoy viendo Mucho Ultimamente Y Mucho Que Me gusta, es la de los muebles Dejar ONU Medio pintar, pintar o parcialmente algunas de Sus contradictorio. Hoy os muestro algunos ejemplos.
Empezando estafadores Las Patas De Una silla, o pintando parcialmente algunas de Sus contradictorio.
Taburetes.

 
Podemos tambien decorar las patas del sofá.
O inclusó pintar Cualquier del Otro Tipo de objeto cotidiano, ya cuencos de sean UNOS Sencillos, UNOS botes párrafo lápices o UNOS cestos de paja.

 

Espero Que os-Sirva de Inspiración.
¡Feliz Semana!



Imagenes encontradas en “El sofá amarillo ” “designspiration.net” “brit.co” “sfgirlbybay.com” “decoora.com” “decorayadora”

RESTAURACIÓN DE UN BIOMBO ANTIGUO

¡Hola! Hoy al fin, os puedo mostrar el resultado de un largo proceso de restauración que le hemos hecho a un biombo antiguo que rescatamos de una vieja masía.
ANTES                     DESPUÉS
 
Éste era el estado en el que nos lo encontramos: viejas telas, raídas por el paso del tiempo, la humedad y el sol, y la madera en buen estado pero con suciedad acumulada de haber estado largo tiempo en una casa sin habitar.

 
Primero de todo empezamos por quitar las telas.

 
Nos encontramos con doble tela interior y uno a uno fuimos sacando todos los clavos pequeños que la sujetaban.
Dejando solamente el esqueleto del biombo, para poder limpiar toda la madera.

 
Para limpiar la madera, le aplicamos decapante, que a continuación sacamos con la ayuda de una espátula y estropajo de aluminio.

En la imagen superior vemos el proceso del decapado en la madera, y como finalmente queda limpia.
  
Limpiar entre las barritas de madera fue más complicado, por el poco espacio que había entre barra y barra. Para poder hacerlo, enredamos un poco de estropajo fino de alumino en un palillo largo, para poder pasar por todos los rincones. Y en lugar de aplicar en esta zona decapante, aplicamos un poco de disolvente directamente encima del estropajo.
Al estar la madera en perfecto estado, aplicamos directamente después un barniz protector mate. 

Y una capa de cera que posteriormente bruñimos con un trapo.
  
Una vez el esqueleto de madera estuvo restaurado, empezamos a coser las telas que queríamos colocar.

 
Para cortar bien el lino, medimos exactamente dónde queríamos cortar, y con una aguja marcamos el hilo y lo sacamos. De este modo, nos quedó perfectamente marcada la ranura en línea recta por donde cortar.
¡Para este proceso, tuvimos la ayuda de Silvia, gran amiga y mejor costurera!
 
Marcamos con agujas todos los dobladillos, para dejar las telas preparadas para pasar la máquina.
Con las telas ya listas, empezamos a unirlas a la madera. Para este proceso, usamos una grapadora.

Es muy importante tensar bien las telas, y sobretodo, colocarlas bien, empezando por grapar en el centro y en los extremos, y de allí, poco a poco ir tensando lado a lado y colocando grapas a ambos lados paralelamente para que la tela quede recta y bien colocada.

Y ya por último, colocamos tachuelas embellecedoras para tapar las grapas.

Con la ayuda de un botador y un martillo colocamos los clavos de las tachuelas continuas.
¡Y este es el resultado!

El biombo se ha colocado en un loft para separar el ambiente dormitorio de la sala de estar.

RESTAURACIÓN DE UN BIOMBO ANTIGUO

¡Hola! Hoy al fin, os puedo mostrar el resultado de un largo proceso de restauración que le hemos hecho a un biombo antiguo que rescatamos de una vieja masía.
ANTES                     DESPUÉS
 
Éste era el estado en el que nos lo encontramos: viejas telas, raídas por el paso del tiempo, la humedad y el sol, y la madera en buen estado pero con suciedad acumulada de haber estado largo tiempo en una casa sin habitar.

 
Primero de todo empezamos por quitar las telas.

 
Nos encontramos con doble tela interior y uno a uno fuimos sacando todos los clavos pequeños que la sujetaban.
Dejando solamente el esqueleto del biombo, para poder limpiar toda la madera.

 
Para limpiar la madera, le aplicamos decapante, que a continuación sacamos con la ayuda de una espátula y estropajo de aluminio.

En la imagen superior vemos el proceso del decapado en la madera, y como finalmente queda limpia.
  
Limpiar entre las barritas de madera fue más complicado, por el poco espacio que había entre barra y barra. Para poder hacerlo, enredamos un poco de estropajo fino de alumino en un palillo largo, para poder pasar por todos los rincones. Y en lugar de aplicar en esta zona decapante, aplicamos un poco de disolvente directamente encima del estropajo.
Al estar la madera en perfecto estado, aplicamos directamente después un barniz protector mate. 

Y una capa de cera que posteriormente bruñimos con un trapo.
  
Una vez el esqueleto de madera estuvo restaurado, empezamos a coser las telas que queríamos colocar.

 
Para cortar bien el lino, medimos exactamente dónde queríamos cortar, y con una aguja marcamos el hilo y lo sacamos. De este modo, nos quedó perfectamente marcada la ranura en línea recta por donde cortar.
¡Para este proceso, tuvimos la ayuda de Silvia, gran amiga y mejor costurera!
 
Marcamos con agujas todos los dobladillos, para dejar las telas preparadas para pasar la máquina.
Con las telas ya listas, empezamos a unirlas a la madera. Para este proceso, usamos una grapadora.

Es muy importante tensar bien las telas, y sobretodo, colocarlas bien, empezando por grapar en el centro y en los extremos, y de allí, poco a poco ir tensando lado a lado y colocando grapas a ambos lados paralelamente para que la tela quede recta y bien colocada.

Y ya por último, colocamos tachuelas embellecedoras para tapar las grapas.

Con la ayuda de un botador y un martillo colocamos los clavos de las tachuelas continuas.
¡Y este es el resultado!

El biombo se ha colocado en un loft para separar el ambiente dormitorio de la sala de estar.