MURAL INFANTIL

Después de un tiempo en silencio… por fin os puedo mostrar el último trabajo de RojoSillón. Una amiga, que está a punto de tener un niño, me pidió que le dibujara un mural para que la habitación de su hijo sea única y original.
A continuación os muestro todo el proceso de creación desde el inicio hasta el resultado final.
¡Espero que os guste tanto como a ella!

Esta es una imagen final para que veáis el resultado final. A continuación os explico paso a paso como se ha realizado el mural.
 
Los materiales necesarios son: Carboncillo, goma de borrar, pinceles de distintos grosores, un trapo limpio, pinturas plásticas al agua, y rotuladores.

El primer paso, y más importante, es tener un sketch del mural, para que, a la hora de dibujarlo en la pared, tener unos puntos de referencia en los que orientarse.
En este caso, decidimos dibujar unos árboles, dónde luego poder camuflar algún colgador en las hojas.
Una vez ya tienes el esquema en un papel, se procede a dibujar el mural en la pared con carboncillo. Muy suave, por si hay que corregir alguna cosa, se pueda borrar con goma.

Después, con un trapo limpio, se pasa muy suavemente por encima del dibujo para quitar grosor de carboncillo y que quede sólo una fina marca donde luego pintar.

En una paleta, mezclas la pintura con un poco de agua y con un pincel fino re-dibujas la silueta. Hay que tener mucho cuidado a la hora de mojar el pincel, ya que pueden caer gotas en el dibujo. De modo que es aconsejable, tener siempre un trapo limpio en la mano para secar en el caso de que fuera necesario.

Después se mezclan colores para crear los tonos deseados para las hojas, y sigues el mismo proceso ( mojar el pincel en agua, mezclarlo con la pintura, y dibujar en la pared).



Esta es una imagen ampliada de las hojas, es sus distintos tonos escogidos.

Era preciso que el mural tuviera unos ratoncillos, de modo que se aplica el mismo proceso. Primero se hace un sketch.


Luego con carboncillo se dibuja en la pared.

Y luego reseguir. En este caso, al ser un dibujo mucho más definido y pequeño que los árboles, en lugar de pintura, es mejor utilizar un rotulador grueso para perfilar el ratón. Y luego, con un pincel retocar detalles.

¡De modo que éste es el resultado!

Artículos relacionados

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MURAL INFANTIL

Después de un tiempo en silencio… por fin os puedo mostrar el último trabajo de RojoSillón. Una amiga, que está a punto de tener un niño, me pidió que le dibujara un mural para que la habitación de su hijo sea única y original.
A continuación os muestro todo el proceso de creación desde el inicio hasta el resultado final.
¡Espero que os guste tanto como a ella!

Esta es una imagen final para que veáis el resultado final. A continuación os explico paso a paso como se ha realizado el mural.
 
Los materiales necesarios son: Carboncillo, goma de borrar, pinceles de distintos grosores, un trapo limpio, pinturas plásticas al agua, y rotuladores.

El primer paso, y más importante, es tener un sketch del mural, para que, a la hora de dibujarlo en la pared, tener unos puntos de referencia en los que orientarse.
En este caso, decidimos dibujar unos árboles, dónde luego poder camuflar algún colgador en las hojas.
Una vez ya tienes el esquema en un papel, se procede a dibujar el mural en la pared con carboncillo. Muy suave, por si hay que corregir alguna cosa, se pueda borrar con goma.

Después, con un trapo limpio, se pasa muy suavemente por encima del dibujo para quitar grosor de carboncillo y que quede sólo una fina marca donde luego pintar.

En una paleta, mezclas la pintura con un poco de agua y con un pincel fino re-dibujas la silueta. Hay que tener mucho cuidado a la hora de mojar el pincel, ya que pueden caer gotas en el dibujo. De modo que es aconsejable, tener siempre un trapo limpio en la mano para secar en el caso de que fuera necesario.

Después se mezclan colores para crear los tonos deseados para las hojas, y sigues el mismo proceso ( mojar el pincel en agua, mezclarlo con la pintura, y dibujar en la pared).



Esta es una imagen ampliada de las hojas, es sus distintos tonos escogidos.

Era preciso que el mural tuviera unos ratoncillos, de modo que se aplica el mismo proceso. Primero se hace un sketch.


Luego con carboncillo se dibuja en la pared.

Y luego reseguir. En este caso, al ser un dibujo mucho más definido y pequeño que los árboles, en lugar de pintura, es mejor utilizar un rotulador grueso para perfilar el ratón. Y luego, con un pincel retocar detalles.

¡De modo que éste es el resultado!

Artículos relacionados

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *